San Jerónimo 1627 - (0342) 4593591 / 4581031 / 4594890
23-05-2017
Recepción de Donaciones en la Peregrinación a Guadalupe

Participaron voluntarios de las siguientes parroquias:

·         Ntra. Sra. de Lujan

·         Ntra. Sra. de Lourdes

·         Ntra. Sra. de Fátima

·         San Juan Bosco

·         Capilla San José

·         Sagrada Familia

·         María auxiliadora

·         María al pie de la cruz

·         Santa Bernardita

·         San Pantaleón

Para dar un marco con pautas de acción a las donaciones, se organizó una reunión el 18 de abril en los salones de la parroquia Ntra. Sra. de Fátima con los integrantes de las Cáritas parroquiales pertenecientes al decanato norte, también, acompañaron los sacerdotes: Marcelo Frank y Pablo Fuentes que contribuyeron al desarrollo de la reunión con su formación y oraciones.

En la misma se repartió un programa escrito (uno por parroquia), de parte del depósito central (San José), donde se especificaban detalles en cuanto a horarios y metodologías de trabajo. Bajo el nombre de: "Pequeños aportes y sugerencias para lograr un trabajo exitoso".

Otra actividad realizada en la reunión fue la de designar y establecer por escrito a las personas que se comprometían a cumplir con los turnos en la colecta (más adelante se explica en qué consistían estos turnos). Además, y como un último punto, se hizo mucho hincapié en que no se "cumpla por cumplir" con los turnos, sino que lo importante es que en el trabajo compartido se vea al hermano que acerca su colaboración, por lo tanto, una mirada atenta y un trato afectuoso no deberían haber faltado (¿Qué haría Jesús en mi lugar?).

Que la reunión haya sido participativa y comprendida por todos fue gracias al esfuerzo y organización de María Quintana, Raúl Vega (encargados del depósito San José) y de Marita Álvarez (animadora del Decanato Norte).

La donación se llevó a cabo los días 29 y 30 de abril, con voluntarios pertenecientes a las Cáritas Parroquiales; y otras personas que se sumaron sin pertenecer a ninguna Cáritas, pero igualmente quisieron brindar su ayuda.  Ellos se dividieron en turnos de 6 personas (tanto jóvenes como adultos) y de 4 horas de duración cada uno. Se contó también con la ayuda y presencia de un referente diocesano por cada turno.

La recepción de donaciones se dio inicio con el camión (donde se colocan las entregas materiales) ubicado en la Universidad Tecnológica Nacional, para recibir las colaboraciones de los niños de catequesis, quienes peregrinaron desde la UTN a las 8 y 15 de la mañana, hasta llegar a la basílica en Guadalupe. Esta peregrinación fue organizada por el padre Milessi y se pidió la entrega de los niños en calzados para chicos y alimentos no perecederos. Dichas donaciones no se destinan al decanato organizador, sino que, se otorgan a las Cáritas de la diócesis en general, según la jerarquía de necesidades entre ellas.

Cerca de las 11 de la mañana, el camión arribó a la Basílica de Guadalupe para comenzar a cargar las colaboraciones de los fieles. El primer turno estuvo a cargo de la parroquia Ntra. Sra. de Lujan, cuyos voluntarios recibieron muchas donaciones por parte de peregrinos que arribaron a la iglesia, antes de que lleguen los integrantes de Cáritas. Por lo tanto, ya habían dejado sus entregas materiales en el templo. Alrededor de 80 bultos fueron los allí recibidos y cargados en el camión.

En cuanto a la distribución de los voluntarios, se puede decir que (en todos los turnos) los mismos se ubicaban: 4 personas (más el referente diocesano), al lado de la basílica en un puesto donde: se recibían las donaciones, se colocaban según su tipología (alimento, ropa, etc.), se las ubicaba en bolsas de consorcio y se anotaban por bulto en una planilla; y 2 voluntarios en el camión quienes se disponían para tomar las donaciones, ya en bolsas de consorcio, y distribuirlas a lo largo del rodado.

La colecta se extendió durante toda la jornada del sábado (incluida la madrugada) y culminó el domingo con la descarga de donaciones en el depósito, a las 21 horas. Mientras transcurrían las horas, tanto el 29 como el 30, algunos sacerdotes se acercaron a saludar demostrando su apoyo y acompañamiento, entre ellos: el padre Olidio Panigo, Horacio Suarez, Diego Gatti, Axel Arguinchona, Pablo Fuentes y el Arzobispo Monseñor José María Arancedo, entre otros.Se pudo apreciar que, a lo largo de las jornadas, estuvo presente un sentido de comunión fraterna y ayuda mutua para realizar las distintas actividades; además de apreciar una creación de lazos que ayudan a afianzar el sentimiento de hermandad y filiación del padre común, Dios.

Resumimos que, gracias a Él, los frutos cosechados durante estos dos días fueron abundantes tanto material como espiritualmente y esperamos que dichos frutos lleven a un trabajo más comprometido con el hermano y con el mensaje de amor que nos dio Jesús.

En cuanto a frutos materiales se obtuvo (contabilizando bultos de bolsas de consorcio):

·         148 de alimento

·         64 de calzado

·         822 de ropa

·         2 de pañales

·         2 bultos con elementos varios (útiles escolares, juguetes, bolsos, una sillita de auto y una bicicleta)

Y luego… ¿Cómo se distribuyó lo recaudado entre las parroquias participantes?

Se repartieron por bultos de bolsa de consorcio, a cada una le corresponde:

·         100 de ropa

·         19 de alimento

·         9 de calzados

·         1 paquete de pañales de adultos

A su vez, por petición especial del padre Rubén, párroco de San Francisco Solano (iglesia no perteneciente al decanato norte) que visita junto con algunos voluntarios las familias más vulnerables de su barrio, se le hizo una entrega generosa a dicha parroquia por sus tantas necesidades materiales como gesto solidario y compartimos desde el depósito y las Cáritas encargadas de la colecta, 15 bultos de alimentos no perecederos con ellos.

Como una instancia de evaluación del trabajo realizado, María Quintana y Raúl Vega proponen una serie de cambios en los de mejorar el próximo año o en alguna futura donaciones, las propuestas son:

1.       Que la mercadería a solicitar en las donaciones sea más específica, variando el pedido según las necesidades de las parroquias afectadas a la misma (por evidenciar demasiada ropa que resultó innecesaria para gran cantidad de parroquias del decanato norte).

2.       Que las donaciones recibidas puedan tener un alcance más provincial, a Cáritas alejadas de la ciudad de Santa Fe, pero que igual pertenecen a su diócesis.

3.       En cuanto a la colaboración material de los niños, que se mejore la metodología de trabajo, ya que fue incómodo acomodar y contabilizar lo recibido. Una idea es la de tener gente voluntaria que, a medida que lleguen los niños con sus donaciones, anoten en una planilla el tipo y cantidad de la entrega.

Como un último punto y para cerrar con la actividad de la 118 Peregrinación de Guadalupe, se realizará el 24 de mayo, en la parroquia Nuestra Sra. de Fátima, una reunión a modo de festejo y celebración con todos aquellos que hicieron posible este trabajo con mucha entrega y amor hacia el prójimo.

¡GRACIAS A TODOS: ¡DONANTES, VOLUNTARIOS, ORGANIZADORES, ENCARGADOS, PEREGRINOS!

¡A SEGUIR EXTENDIENDO EL AMOR DE DIOS ENTRE LOS HOMBRES!


Otras Noticias Ver más noticias